Al PP ya no lo quiere ni Dios (y tampoco a Ciudadanos)

Acabo de leer un artículo en la prensa sobre un comunicado oficial de la Conferencia Episcopal Española criticando duramente las políticas neoliberales de los últimos años.

¡Viva el Papa! Como dirían algunos. En este caso ¡Viva el Papa Francisco!

No sólo critican duramente al PP, al PSOE y a Ciudadanos (los dos primeros han llevado a cabo todas las políticas criticadas duramente por los obispos y el tercero, anuncia esas mismas medidas a bombo y platillo en su “nuevo” programa electoral, programa del recambio), sino que piden públicamente perdón por no haberlo denunciado de manera  contundente antes.

¡Toma Jeroma pastillas de goma!

Dicen que es de sabios rectificar. No sé si los obispos son sabios, pero, desde luego, sé lo que es el católico que después de leer esto vote a PP, PSOE o Ciudadanos. Un gran pecador y además, de pecado mortal.

Ahora está confirmado por los obispos españoles: votar al PP, al PSOE o a Ciudadanos es pecado mortal porque sus políticas MATAN a la gente. Las políticas neoliberales de PP, PSOE y Ciudadanos ASESINAN a las personas a base de cuchillas en las fronteras, desahucios, explotación laboral, maltrato social, paro estructural, mentira endémica y corrupción congénita.

EL PP, el PSOE y Ciudadanos incumplen gravemente TODOS y cada uno de los Diez Mandamientos.

Los obispos, ahora, dicen lo mismo que digo yo, y piden perdón por no haberlo dicho antes.

Católicos ¿qué más queréis para considerar en razón y en sentido común que vuestra fe os IMPIDE votar al PP, a PSOE  o a Ciudadanos? ¿Qué más queréis, que venga Dios a decíroslo, coño?

No se puede servir a Dios y, a la vez, al PP, al PSOE y a Ciudadanos. Hay que elegir.

O católico o pecado mortal. O Dios o el dinero. O el Ser Humano o el dinero. Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo, esta es la base de la ley y todos los profetas, mandamiento base de todos los demás, y es un mismo y único mandamiento:  Amar a Dios supone Amar a la Humanidad y viceversa.

Católicos de los de toda la vida: NO PODÉIS VOTAR NI AL PP, NI AL  PSOE  NI A CIUDADANOS PORQUE ESTARÉIS COMETIENDO PECADO MORTAL.

Esto está justificado teológicamente, es correcto y es, teológicamente hablando, impecable.

Así que ya sabéis. O Dios y el Ser Humano, la Persona, o el Dinero, el PP,  el PSOE y Ciudadanos. Hay que elegir, no se puede servir a los dos porque servir a uno implica faltar a otro.

Al PP, al PSOE y a Ciudadanos ya no los quiere ni DIOS. Y no hay nada peor que se pueda hacer en el Universo que hicharle las pelotas a Dios. Y os aseguro, que con todo lo que está pasando, ya las tiene lo bastante hinchadas como para arriesgarse a hinchárselas siquiera un poquito más.

Dios el lento a la ira y rico en misericordia. Pero “lento” no significa “inaccesible”, así que, ojo, ya sabéis lo que ha pasado en la historia las pocas veces que a Dios se le han hinchado los cojones.

Dios dice: NO VOTÉIS AL PP, NI AL PSOE, NI A CIUDADANOS.

Hacedle caso o no le hagáis caso. Podéis hacer lo que queráis, tenéis libre albedrío.

Ahora, hacer lo que quieras no implica no asumir las consecuencias de tus actos. Si votáis a alguno de estos tres partidos anti-Dios ergo anti-Humanidad le váis a terminar de hinchar los cojones a Dios el poquito que le falta para que haga alguna burrada como las que tan pocas, pero significativas veces, ha hecho a lo largo de la Historia.

Vosotros elegís. Como siempre.

 adoranser

Al PP ya no lo quiere ni Dios (y tampoco a Ciudadanos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *