La Administración de Justicia en las Nuevas Sociedades Humanas

Cuando los jueces son injustos, es el Pueblo el que debe administrar la Justicia directamente.

El objetivo nunca fue la ley sino que siempre debe ser La Justicia.

Los sistemas “Romanos”, es decir, los sistemas basados en Leyes, han demostrado su fracaso total para gestionar las Sociedades Humanas.

Hay que ser Científico: a las pruebas me remito.

Debemos Evolucionar como Sociedades Humanas.

Ya se ha demostrado, por activa y por pasiva, a lo largo de toda la Historia de la Humanidad que las leyes, no valen para gobernar, para gestionar las Sociedades Humanas.

Las Leyes, simplemente, no valen.

Hay que buscar y poner en práctica nuevas maneras de gestionar las Sociedades Humanas del Planeta.

Debemos Crear una nueva forma de gestionar las Sociedades Humanas: mediante Acuerdos por Consenso.

Ya nunca más con leyes ante las cuales el comportamiento divergente sea punible. Más que nada porque, como digo, se han mostrado como una herramienta realmente penosa, inoperante, inútil para gestionar las Sociedades Humanas.

Como decía Einstein, el que espere resultados diferentes haciendo siempre lo mismo, es, simplemente, gilipollas. Son palabras de Einstein, no mías.

Acuerdos por Consenso, consensos a los que se llega tras un debate de todas las partes, debate en el que se exponen las posturas de todas las partes, todas y todos se escuchan, valoran, comprenden a las y a los otros, y se llega a consensos, posturas acordadas comunes, tras la cesión de todas y todos en algunos de sus puntos para posibilitar el nacimiento del consenso tras cada debate, consenso, que , por su propia ontología, no será posibe, precisamente, si no hay cesiones por parte de todas las partes.

Una vez llegado el consenso, los consensos, se plasman por escrito en acuerdos, acuerdos que todas las partes se comprometen a verificar, a llevar a cabo. Y se llevan a cabo.

Así de simple. Así de potente. Así de óptimo. Así de efectivo.

Así se gestionan las Nuevas Sociedades Humanas. Sencillo, ¿Verdad?

Mediante Acuerdos por Consenso que se cumplan de manera voluntaria, por sentido común, lógica y razón. Porque son buenos y solamente por eso. ¿Qué motivo más poderoso se necesita? ¿Qué poder más grande hay que el Bien Común, que el Amor? Ninguno. Os lo aseguro. Ningún poder hay más grande que el Amor.

Las Leyes rigen las Sociedades Infantiles, Inmaduras, las sociedades humanas habidas hasta ahora. Sin embargo, los Acuerdos por Consenso rigen las Sociedades Humanas Adultas, Maduras, las que habrá a partir de ahora. Las Sociedades Humanas que siempre estarán siendo a partir de ahora, con lo cual, se verificará que siempre habrán sido, que siempre son. Las Sociedades Humanas que siempre están siendo.

Bonito, ¿Verdad? Pues tranquilas y tranquilos, porque además, es real.

No somos Seres Obedientes, somos Seres Humanos. No hay que obedecer las leyes sino respetar La Justicia.

Los niños obedecen. Los adultos debaten, consensúan, acuerdan y respetan los acuerdos. Libremente.

Empecemos la Era de las Sociedades Adultas y abandonemos la época de las Sociedades Infantiles.

Ahora, ahora mismo, YA.

adoranser

La Administración de Justicia en las Nuevas Sociedades Humanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *