La Computación Cuántica

La computación cuántica actual tiene dos problemas fundamentales, que, en cuanto sean resueltos darán paso a una nueva era en la historia de la computación y, por lo tanto, de la Humanidad. Son problemas técnicos, es decir, tarde o temprano se subsanarán. Son los siguientes. Uno. Sabemos manejar perfectamente flujos de electrones y de fotones pero aún no sabemos manejar hábilmente electrones o fotones de uno en uno. Dos. Los ordenadores cuánticos hallan todas las soluciones de cualquier ecuación exponencial de manera simultánea pero sólo persiste una el tiempo suficiente como para ser registrada. Aquí hay dos soluciones posibles. O mejoramos nuestros aparatos de medición o abrimos una puerta a falsar el principio de indeterminación de Heisenberg, consiguiendo percibir algo sin alterarlo. ¿Es posible? La ciencia dice que no pero la espiritualidad dice que sí. ¿Cuál de las dos se equivoca?

Ojo, se solucionará el cálculo, pero la especificación del sistema-problema a calcular, seguirá siendo el gran cuello de botella.

Peeero una vez se defina el cálculo de las soluciones es infinitamente más rápido.

Una vez se construya un computador cuántico en condiciones, todos los sistemas criptográficos actuales y futuros de clave pública-privada se reventarán en cuestión de horas, dias, es decir, haciendo una extrapolación estilo ciencia ficción, pero que sería real en el caso de suceder, aquel que consiga un computador cuántico en condiciones será el doctor No o algo así, tendrá el control del planeta.

En la punta de los dedos de su teclado.

Los ordenadores cuánticos convierten el lineal el problema más costoso en tiempo de proceso para los ordenadores actuales, uno de los problemas matemáticos más costoso en tiempo de cálculo: hallar números primos lo más grandes posibles.

Esto es casi casi como poder viajar en el tiempo.

Si transformas en lineal el problema exponencial de hallar soluciones a ecuaciones diferenciales extremadamente complejas en un tiempo razonable, no es que viajes al futuro pero seguramente lo podrías predecir con bastante exactitud. Tiempo razonable significa resolver la ecuación diferencial que predice ese futuro antes de que suceda ese futuro, es decir, a tiempo. A tiempo para que sea útil.

Claro, al predecir un futuro con un nivel de certeza razonable, puedes hacer dos cosas: esperar a que suceda y aprovecharte de ello, o intervenir en el presente, es decir, el pasado de ese futuro, para cambiar ese futuro.

Nivel de certeza razonable podría ser, por ejemplo, una probabilidad del 85% de que se cumpliera.

El cálculo de los futuros posibles en un ordenador cuántico sería un cálculo contínuo, sin fin, infinito. A medida que van cambiando o vas cambiando las condiciones actuales, volverías a introducir las variables en las ecuaciones diferenciales para recalcular el o los futuros posibles y así irías teniendo una muestra contínua, una muestra contínuamente actualizada, un mapa topográfico total del futuro, un mapa en movimiento constante, en contínua evolución y variación, tal como es el tiempo realmente.

Es decir: estarías viendo todo el rato el futuro suceder, sucediendo, ante tus ojos.

Tendrías el control del planeta, por decirlo de alguna manera romántica y el control del Tiempo, luego, es decir, te convertirías, literalmente, en Dios.

Adoranser

La Computación Cuántica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *