Si ellos juegan sucio, nosotros, también

Si ellos juegan sucio, nosotros también. Tenemos derecho a defendernos y a combatir en igualdad de condiciones.

Y no es que el fin justifique los medios, el problema es que, a lo mejor, no hay otro medio…

Cuando no puedes elegir no hay evaluación ética ni moral posible, haces lo que tienes que hacer.

Ellos no dejan elección. Pues que se atengan a las consecuencias.

El paradigma no es la ética sino la justicia.

La ética nunca puede ser superior a la justicia. Siendo ético muchas veces cometes injusticias. Si hay que infringir la ética para hacer justicia, se infringe, porque el valor superior no es la ética, sino la justicia y la ética debe estar siempre subordinada a la justicia y no al revés.

No se trata de ser puros, sino de ser justos, que no es lo mismo.

En un mundo estrictamente justo, toda la gente puede vivir feliz. En un mundo estrictamente ético, al final no puede vivir ni Dios.

Adoranser

Si ellos juegan sucio, nosotros, también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *