El Neumático sin aire

Ufanándose reía
como loco aquel neumático
nada dentro que yo tengo
presumía el de muy loco

Esto que le dicen aire
de lo cual nada percibo
no es más nada que la nada
que no existe dentro mío

Entonces el neumaquito
apretándose la válvula
muy contento liberóse
de lo que creía la nada

Desinflado se quedó
apoyado en la calzada
liberado se sintió
de presión no deseada

Pero hete aquí que fue
el dueño el coche a arrancar
y cuando quiso mover
nada pudo de lograr

Pues el neumático flácido
como lapa le pegó
al asfalto callejero
y el coche, ya no se movió

Es el alma de los hombres
y de mujeres también
como el aire que nos llena
y procede de mover

Nuestros actos y acciones
así como el querer
el de transformar las cosas
para mejor parecer

Si nosotros siendo locos
nos queremos vaciar
de todo lo que recuerde
a parte espiritual

Cual neumático sin pneuma
quedaremos como tal
ya que lo que nos anima
es el alma y nada más

El Espíritu sopla por donde quiere

Adoranser

El Neumático sin aire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *