La Luna me debe un Amor

la luna me debe un amor

La Luna me debe un amor
Que de fieles le fui yo
Adorando a mi princesa de los ojos que embelesan
Avivando el fuego blanco que ardía en nuestro Amor
Restregándose la Luna por estas piernas de amantes
Anticipando placeres que sucedían bien antes
Sin perdón y sin miseria con gozados de la Tierra
La Luna me debe un amor
Porque a ella le fui fiel yo

Este Lobo aullaba a Luna mientras amaba a Princesa
Y la Magia desató para cambiar los destinos
Que más bien fue rehacer lo que antes fue mal camino
Y este Dios lo consiguió con la fuerza del Amor

Pero envidias y maldades así como gran mentiras
Dieron al traste con esto de manera repentina
Deshaciendo lo que Magia de la Luna recreara
¿Acaso Luna Lunera te vas a dar por sentada?

La Luna me debe un Amor
Porque por ella siempre peleé yo

Luna, Lunita, Lunera, mira bien este Caballero
Que gozando en su montura derribó todos los muros
Que orgulloso de su alma nunca a torcer su brazo dio
Que legitimado de vida, por el verdadero Amor bien luchó

Luna, Lunera, Cascabelera, dame victoria ya de una vez
No dejes que los malos, con la envidia, vuelvan a vencer
No dejes que los que hicieron la maldita luz de gas
Con la suya de las suyas ya se vuelvan a quedar

Luna, mi Amor, por tí siempre peleé yo
Aún con todo en mi adverso, yo seguía fiel a ti
Demuestra tu calidad haciéndome fiel a mí
Con la niña de mis ojos porque tú nos bautizaste
En el baño de tu noche y mucho tú te alegraste

Luna, Lunita, Cosita, restaura este Amor, es lo justo
Y tú muy bien ya lo sabes por el pacto que se hizo
Entre Ninfa y Caballero que con sangre está firmado
Y esos pactos, mi Lunita, siempre han de ser verificados
¿Verdad que sí mi Diosita, Luna, Lunera, Lunita?

Luna, Lunita, Chiquitita, ciérrales ya la boquita a los que mal de mí hablan
Porque mienten más que callan y ríen, cabrones, ufanos
De todo el daño que hacen con la sangre en sus manos
Paganos, que no creen en nada más que en su propio egoísmo
Injustificable narcisismo porque son zotes zoquetes

De los que sólo valen para abrir muchos boquetes
Pero por desgracia estos cepos miserables
En lugar de abrir boquetes, su boca putrefacta abren
Y como envidia les corroe, todo lo que tocan lo joden
No les dejes, mi Lunita, que sigan haciendo daño con su boquita

Luna, Lunita, Lunera, recuérdala cómo era el calor de mis abrazos
La intensidad de mi Amor capaz de derretir los soles
Y de calentar el Infierno que es el mismo Polo Norte
De generar realidad de su intensísimo deseo
Capaz de materializar ya esos Reinos de Morfeo

Lunita, mi Amor, devuélvenos el Color
Haz despertar a Princesa del malvado puto encanto
Que secuestra su voluntad y que nubla ya su juicio
Anula toda maldad que se entrelaza en su espíritu
Libérala de verdad para que conmigo sea presa

Presa de la Libertad de esos ojos que embelesan
Cuando mienten de verdad que a mí es lo que me interesa
Cuando gobierna pasión cabalgando en el Amor
Cuando confianza total es como la Luz que siempre destella bien
Gobernando las pasiones desenfreno del Amor

Luna, Lunita, Lunera, despierta ya a la Princesa
De la pesadilla mala esta en la que la tienen presa
Reconecta su cerebro con el siente de su alma
Ábrela de una vez los ojos para que mire mi espada
La del Caballero Noble que jamás, nunca, se rinde, ante nada, ante nada

Luna, Lunera, Guapa Entera, hazla tener a ella sueños
Que recuerde bien lo nuestro, que revivan lo que es esto
Lo que fue y siempre ha sido por los siglos de los siglos
Como cinematografía en súper tres dimesiones
Que en sueños oníricos ella, recuerde nuestras pasiones

Lunita, Cosita, Princesita, Bonita, bésala la boquita como si yo la besara
Acaríciala la piel como si de mi mano se tratara
Éntrala dentro también como si mi presencia ya fuera
Acurrúcala en tus brazos como si de los míos yo quisiera
Y dala besitos de amor en las dos dulces mejillas, a mi niña

Luna, Lunita, mi Bonita, cuéntale los cuentitos
Que a Princesa yo contaba, cada madrugada, para verla animada
Recuérdala las poesías que yo vomitaba para tenerla adorada
Reintégrale los regalos que Caballero hacía, con porfía
Por ver el brillar de sus ojos y la bella melodía de su sonrisa infinita

Luna, Lunita, Lunera, secuéstrale el alma adorada
Tal como ella a mí me la tiene secuestrada
Que este secuestro mutuo que los dos bien acordaron
Ya no se vea más roto por los que manipularon
Y se cure desde dentro con el Amor como alimento

Lunita, Luna, mi Amor, que me debes un Amor, cariño mío
Si lo sabes, mi Princesa, no te hagas remolona
Anda, que no mola ná, dámelo mi Amorcito ya, sin tardar
Lunita que es que ya no puedo más, de verdad, me empiezo a desesperar
Pero yo sé mi Lunita, cariño, mi Amor, que tú, nunca me vas a fallar
Porque tú Amas de Verdad

Adoranser

La Luna me debe un Amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *