Señor Monedero, no es Dios el que tiene que ir al otorrino

Hace un momento he visto un extracto en vídeo de las últimas declaraciones de Juan Carlos Monedero. En una de ellas dice que «el Papa Francisco tiene que llevar a Dios al otorrino». Entiendo el sentido de lo que dice y la verdad es que es bastante graciosa la manera de expresarlo y la idea que hay detrás es profunda pero, con todo el cariño que le profeso al señor Monedero, sin ironía, tengo que decirle: Señor Monedero, en este caso se equivoca.

Señor Monedero, Dios nos oye perfectamente, los que estamos sordos somos nosotras y nosotros.

La voz de Dios contestando a nuestras súplicas son los llantos de los niños que mueren de hambre, los gritos de la gente sin hogar, el llanto de desesperación de las personas ante tanto robo, mentira, impunidad y engaño y el de la gente manifestándose contra tanta injusticia. Esa es la voz de Dios clamando crucificado por todo el planeta y esperando nuestra respuesta decidida para acabar con todos los males que aquejan a la humanidad…

Si Dios enviara a sus legiones de ángeles a imponer el bien y la justicia y nos obligara a ser buenos, le llamaríamos fascista o totalitario…

La voz de Dios clama al cielo de dolor y sufrimiento y lo que nos dice es que a ver cuándo de una puñetera vez nos decidimos a arreglar nuestros problemas por nosotros mismos, todas y todos, que ya somos mayorcitos. Dios nos ha dado inteligencia, herramientas y recursos de sobra para convivir en paz y armonía todas y todos en este mundo.

Dios ya ha hablado y nos ha dado todo lo necesario… ¿Qué más queremos? Ahora nos toca a nosotras y nosotros emplear todo lo que nos ha dado Dios, nuestros talentos en cooperación con La Naturaleza, para hacer posible un mundo justo y humano entre todas.

No es Dios el que tiene que ir al otorrino, sino todas y todos nosotros.

 adoranser

Señor Monedero, no es Dios el que tiene que ir al otorrino